h1

Buscando a mi Némesis II

mayo 9, 2007


Me arrepiento de no haber traido musica; aca solo hay tres estaciones de radio y dos de ellas son religiosas, ha pasado un mes y la vida en el campo perdió la gracia para mi. La sensación de bienestar al quitarme las botas esra un recuerdo oxidado desde mi epoca de cadete, ser un burócrata me ha ablandado y deje de lado la promesa de volver.

Si me vieras Cecita, desde la fiesta de promoción he tenido en la cabeza tu gusto por los uniformados y a mi familia le gusto la idea. A mi me gustó tambien y no te he agradecido por eso, aunque los recientes sucesos te pueden hacer cambiar de opinión.

Desde que llegamos aca no he dejado de esperar nuevas ordenes. Distraigo a los muchachos y para mañana quitaremos los escombros, que son nuestra responsabilidad, para ganar la simpatia de la gente. Estan asustados y asustados son mas peligrosos.

Ya es 3:50am y tengo que cuidar que no se duerma el mas joven del grupo, tiene que hacerse duro y parece que no le molesta hacer guardia en la madrugada. Invitarle un cigarro y hacer conversación sera buena forma para conocer a mi, quizá, sucesor. Soy malo para recordar los nombres. Desde aca parece que el muchacho esta nervioso. Cualquier zorro que hace ruido le devuelve el deber de vigilia.

Originalmente publicado el primero de febrero del 2005 en los cuentos.net.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: